Orlando, New York y Colombia

En esta ocasión les escribo desde el hotel Hilton Orlando Bonnet Creek, un espacio perfecto para vacacionar en familia… aunque no es mi caso en este momento, aun así me agrada haber encontrado en este resort la ventaja de ser relajado, acogedor y espectacularmente hermoso. Ubicado en el estado de la Florida, convenientemente cercano al mundo mágico de Disney.

Hasta aquí me he trasladado en un vuelo directo desde Santo Domingo, vía Jet Blue, con la ventaja de la extraordinaria puntualidad que les caracteriza, para ser partícipe de las incidencias de la vigésimo tercera versión de La Cumbre de Turismo, la cual se desarrolló desde el 5 al 7 de septiembre en la ciudad de Orlando.

Desde alrededor de una década he tenido el placer de vivir, directa o indirectamente, la experiencia “La Cumbre”. He visto como anualmente el entusiasmo, la alegría y el factor sorpresa se apropian de quienes asisten a este encuentro especializado que convoca a medios de comunicación, agentes de viajes y compradores de Latinoamérica.

Durante la pasada semana, los destinos presentados prioritariamente fueron Colombia y la ciudad de New York. Ambos expositores contaron con una sala de prensa a casa llena, para saber porque al llegar a Colombia “El riesgo es que te quieras quedar” y, por supuesto, averiguar la razón de que en ¡Nueva York nadie duerme!

Definitivamente, inesperadas fueron las palabras de Claudia Dávila, gerente de Turismo para Estados Unidos de ProExport Colombia, quien además de destacar entre los atractivos de su ciudad natal el delicioso café, turismo de playa y montaña, calidad internacional de figuras como Shakira, Camilo Villegas y hasta el infaltable Fernando Botero… todos colombianos orgullosos de serlo.

Dávila incluyó en su discurso una línea especificando que en su país, sobre todo en Bogotá, las cifras de seguridad ciudadana alcanzan a las de la Washington DC… ¡wow! Ella así lo vende, ahora está en usted y en mi comprarle el dato y creerlo! Lejos de eso, la realidad es que Colombia es, según las imágenes presentadas, un paraíso encantado lleno de aquello que se pueda desear vivir.

Un mundo aparte fue lo expuesto sobre la ciudad de New York. Los encargados de presentar este destino fueron precisos y muy certeros al mostrar lo mejor de la “gran manzana”.

Desde las apasionantes puestas en escena que podemos ver en los teatros de Broadway, un paseo por el Museo de Arte o tomar el autobús que te lleva a recorrer toda la ciudad, así como la gastronomía diversa de una ciudad tan encantadora como lo es ¡NYC… deliciosa manzana que todos quisiéramos comer y apenas podemos morder!