La Chismosa llegó y el circo se acabó

Los dominicanos tuvimos un fin de semana lleno de celebraciones por el Día de Acción de Gracias, que incluyó hasta el emblemático “black friday” de los norteamericanos con sus envidiables ofertas de descuentos que hicieron pecar, perdón, comprar hasta a quien no sabia ni el porqué de tales especiales.

De lo más atractivo fue el paso por Santo Domingo del extraordinario Cirque du Soleil con su espectáculo Saltimbanco, definido por Guy Laliberté, uno de sus creadores, como un mensaje de paz en homenaje a la convivencia respetuosa entre las diferentes culturas.

Cabe destacar que el colorido y las impresionantes acrobacias de este circo, llegaron al país de la mano del empresario Saymon Díaz, quien por segundo año consecutivo trae a esta compañía de origen canadiense.

La puesta en escena tuvo alrededor de 50 artistas que recibieron la ovación del público que disfrutó a casa llena de las funciones realizadas en el Palacio de los Deportes, que por cierto, estuvo equipado con un excelente aire acondicionado para confort de los asistentes.

Lo nuevo en la ciudad
Con el nombre “La Chismosa” ha abierto sus puertas un nuevo bar de tapas en nuestra cada vez más protestante ciudad de Santo Domingo, (porque exigir nuestros derechos es un deber y además la última moda).

Desde afuera, el local destaca por su llamativa arquitectura que ocupa una de las esquinas más vistosas de la avenida Gustavo Mejía Ricart.

Ya en su interior, el mobiliario que le adorna es muy vanguardista, quizás con un enfático acento europeo que hace recordar a Costes en Paris, por sus múltiples lounge para compartir preferiblemente en grupo.

La amplia barra, que a mi gusto necesita mayor iluminación, junto a la escultura femenina que parecería evocar a la ‘Victoria alada¥, protagonizan el salón principal, muy fácil de recorrer con solo una ojeada.

Pero lo que más llama la atención son sus baños, en especial su lavamanos compartido para hombres y mujeres, muy similar a los de The Standard Grill en el Meatpacking District de NYC.

En mi visita a La Chismosa mi bebida espumante fue servida a temperatura inadecuada y el menú de picaderas no estaba completo, así que de lo degustado la opción vencedora fueron las bolitas de queso mozzarella… ah! Y el café que estuvo en su punto de excelencia!

¿Actuamos por moda o por convicción?

Quiero creer que todos los que participan de las protestas tienen las mismas intenciones nobles y transparentes de beneficiar al país, y les pido que no lo politicen para no confundir la gimnasia con la magnesia. He ahí el microscópico punto donde convergen el amor y el interés.

Es bien sabido que toda acción trae consigo una reacción. Por eso, a ustedes mis amigos lectores, les invito a reflexionar, sobre lo que realmente sienten y cuál seria la mejor forma de expresarlo para ser escuchados y obtener la más satisfactoria respuesta.

Tener los planteamientos claros y las preguntas precisas ayuda. Vociferar improperios y faltar el respeto en ninguna manera es la mejor de las vías.

Quisiera pensar que todos los que han invitado al pueblo a salir a las calles para encender velas y apostarse sobre el pavimento en señal de protesta, también han estado alli pero adelante, en primera fila, para que de venir un apretón de manos en señal de paz o un perdigonazo echado al aire buscando distraer a la multitud, ese lider sea el primero en recibirlo. No que se siente en su oficina a esperar que le pasen un reporte que le documente con las ultimas noticias antes de salir en rueda de prensa lamentando lo ocurrido.

La unión hace la fuerza sólo cuando se camina hacia un mismo objetivo.